sábado, 21 de junio de 2014

Abzurdah, de Cielo Latini

Sinopsis



Una muchacha camina al borde del abismo. Cielo Latini, niña precoz, sensible y creativa, educada en una familia normal, siempre una "enfant terrible" fascinada por el arte y por la muerte, cuenta cómo su adolescencia fue un descenso a los infiernos. La desfloración a los 14 años, la dependencia amorosa y sexual de un hombre mucho mayor que ella, la fascinación con la muerte, la bulimia y la anorexia, la creación del blog "mecomoami" en el que miles de adolescentes hacían público su derecho a ser anoréxicas, los intentos de suicidio, la autoflagelación. Y finalmente, la resurrección, la cura, a través de la palabra. Hoy es una bellísima joven de 21 años, que ha sobrevivido al infierno para poder contarlo. "Abzurdah" es un vibrante testimonio una historia impactante por su crudeza, porque refleja la realidad de miles de adolescentes. Su autora, además de coraje e inteligencia, tiene el claro don de la escritura, que le permite mantener en vilo al lector hasta la última página.


Título original: Abzurdah
Autor: Cielo Latini
Año: 2006
Puntuación: 1.5/5
                                 


Hacer una reseña de este libro es un asunto muy contradictorio, ya que primero que todo es una "autobiografía"—entre comillas porque la misma autora confesó haber inventado algunas partes— y ella misma admite que es absurda, tocando temas de los que sinceramente, yo no tengo idea. Pero tengo que hacer algún tipo de crítica, porque no estoy segura ni yo de que lado mirarlo para buscarle la vuelta.

Reseña
Lo voy a criticar como si fuera una novela ficticia en sí; cuando comencé a leerlo, la historia por decirlo de alguna manera, me atrapó sin más, muy rápido. Al leer algo con modismos de tu propio país la interacción lector-historia parece más llevadera. La idea podía ser atractiva, aunque algo usada; una niña de doce años con problemas de sobrepeso, el cual le impedía adaptarse con los demás niños, y de esta manera se sentía rechazada. Así se sintió casi toda su vida. Pero después, no sabría explicar exactamente en qué punto, la trama comenzó a cambiar y me costó tanto pasar esa parte tan tediosa y desesperante que deseé meterme en el libro y golpear a Cielo. Primeramente y como no, la protagonista se enamora. Sufre un amor tan pasional como infantil y comienza a superarse en su vida por tal hecho.
Mientras ellas hablaban de ropa o de exámenes, yo estaba sufriendo por el primer amor no correspondido de mi vida. Simplemente me consideraba más madura y con la atención puesta en problemas de adultos, tales como el amor." 

El amor nunca va a ser un problema adulto. El amor viene de distintas maneras y a cualquier edad, el amor a una madre, el amor a una canción, el amor verdadero existe y no es solo un tema que una persona adulta pueda tratar. Ese fue el primer error Cielo Latini, creer que el amor era un paso más adelante de la adolescencia. Cielo se pasa casi la mitad de la historia criticando al mundo a su alrededor, sintiéndose siempre superior a los demás. En un momento era creíble, pero hubo un punto que su egocentrismo y su obsesión por la superioridad ante todo causa enojo en la lectura. Deseaba ser aceptada, y lo único que intentaba hacer para lograrlo era quejarse. Aun cuando se somete a los problemas alimenticios, seguía quejándose del mundo una y otra vez, esperando que un cambio le cayera del cielo. Buscaba el refugio en juntarse con las chicas populares, las típicas fumadoras y con padres liberales, el modelo a seguir de Cielo.

Y la otra mitad de la trama es exclusivamente a Alejandro, su eterno amor no del todo correspondido, a quien ama, a quien necesita, que llama, desea y ansía que la toque. Esa dependencia femenina fue lo primero que me asqueó de todo el asunto. No hubiera sido incorrecto que ella misma hubiera admitido esa necesidad por el hombre, el mayor problema creo que es, la manera que parece estar bien. No. No está bien. La dependencia a una persona nunca es sana. Alejandro nunca tendría que ser una excusa para ser anoréxica o vomitar. Que su vida gire en torno y solo en torno a un hombre que ni tan siquiera la toma en cuenta me saca de mis casillas. No veía la hora de terminar de leerlo cada vez que sentía eso.
Mamá golpeaba la puerta de mi habitación y gritaba a voz viva que saliera en ese preciso instante. Los golpes de la puerta desequilibraban mi delicadísima salud mental; con cada golpe ensordecedor se abría una grieta en mi cuerpo por donde escapaban los últimos vestigios de sanidad—¡Abrí la puerta o te interno!—gritaba mamá desaforada" 

El final puede llegar a ser una salvación de todas esa páginas sin sentido y cansadoras. En él, la autora expresó de una manera más profunda y un poco más madura lo que pasaba por esos momentos. Por eso, la parte en la que las palabras de Cielo lograron llegarme (no tanto, al fin) cuando había tenido una especie de ataque nervioso y su mamá la había querido internar, además de haberla golpeado hasta el hartazgo. A partir de aquél momento pude, de alguna manera, sentir las descripciones. Como se da cuenta de las verdaderas intenciones de sus padres, porque un padre nunca va a querer algo malo para vos. Era una adolescente que sonaba una campanita y tenía todo servido, pero claaaro sus padres no la dejan vivir en paz.

Eso de los diferentes finales que la autora agregó, en un principio me pareció estúpido— me sigue pareciendopero me di cuenta que trató de mostrarse así como ella se siente; indecisa, bipolar, algo perdida. En resumen, solo le puse esa estrella de más porque me gustó a partir esa parte y otros problemas que me identificaron (si, soy una adolescente con baja autoestima) pero siempre todo sigue girando en torno al lloriqueo caprichoso por su amor casi-imposible y por ser el centro de atención. Es más que obvio que a Latini se le fue la mano con el dramatismo, y me siguen pareciendo inútil cada uno de sus pensamientos. Buscar justificaciones, excusas y alguien para culpar; ese es todo lo que le pasa a la protagonista. Justifica porqué quiere vomitar, excusas para no comer y culpa todo el tiempo a Alejandro, que es nada más que un personaje pintado que nunca le promete nada a la chica y la hace parecer una obsesionada compulsiva. 

En resumen, es interesante leerlo por el simple hecho de conocer la mente retorcida de una anoréxica, pero no te deja nada. No tiene ningún mensaje, después de contar toda su historieta, ni siquiera concientiza a cualquier nena de doce años que agarró el libro porque se siente mal. El que diga que nunca la pasó mal en adolescencia miente. Todos sufrimos en esa época, nos sentimos dolidos, con baja autoestima y eso es a lo que Latini quiere vender. La historia no deja ningún mensaje más que la narcisista fashion que no le importa un comino nadie que se preocupe por ella. 
La narración como lo voy contando es un desastre y esta rellenada con diálogos de internet o cartas para darle algún tipo de sentido. Si me equivoco no sé si decirlo, lo leí hace tiempo y hasta me había gustado un poco más, pero ahora me doy cuenta de que es como la odisea de una chica mimada que nada mas quería ser aceptada y hubiera hecho cualquier cosa por serlo. No es recomendable pero como dije, es interesante ver que hay dentro de una cabeza así.

Puntuación: 

7 comentarios:

  1. Hola! La verdad es que suena muy bien y parece muy interesante, me lo apunto sin duda alguna. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
  2. Me encataa, graciaspor compartirloo. Por cierto tienes un Liebster Award que estoy terminando de editar en mi blog!Un saludoo me quedo por aquíi.

    ResponderEliminar
  3. ¡Te súper entiendo! Yo comencé a leerlo a eso de los 14, creo, y lo dejé a los dos o tres capítulos, aunque hojeé un par de capítulos más. No sólo por la prosa, que me parecía insoportable, sino por lo mal ejemplo que es. No debería venderse; no se debería leer. Entiendo la libertad de expresión en una democracia, pero esto debería prohibirse; no sólo da una mala imagen a las chicas que, quizás, lean este libro buscando ayuda o una excusa para salir de lo que les está pasando, sino que además incita a un montón de cosas, y lo digo por conocimiento de causa. Es enfermizo y obsesivo; hay gente que lo tiene como biblia, y la verdad es que no es ejemplo de nada. Ni siquiera de una enfermedad como esta porque, como decís, Cielo tenía todo servido en bandeja y aún así era la pobrecita, la que odiaba a todo el mundo, la que tenía que sufrir.

    Yo no se lo recomiendo a nadie; no sé cómo un tema tan serio puede ser vendido así, ni cómo hay gente que va y lo compra. O, peor, que lo recomienda.

    ¡Besos! ♥

    ResponderEliminar
  4. Hola!! ya de entrada no me gusta nada y el tema tampoco, asi que no creo que vaya a leerlo

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Concuerdo contigo, a mi tampoco me gusto demasiado, es un tema delicado y si lo tomas por que te sientes identificado, no te deja nada bueno

    Me quedo por aquí
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me había llamado la atención la portada y la sinopsis cuando la vi hace unos años, pero creo que ya no me me interesa leerlo :/.
    Saludos :).

    ResponderEliminar
  7. Wao , que maravilloso libro, tendo que leerlo :3
    Te he nominado al Liebster Award, pásate :) y avísame cuando contestes
    http://unparaisoencadalibro.blogspot.mx/2014/08/liebster-award.html

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, duda, consulta, queja, pregunta, saludo, comentario o lo que sea de tu parte. Realmente, gracias.