miércoles, 29 de octubre de 2014

Delirium (Delirium #1)



Antes de que los científicos encontraran la cura, la gente pensaba que el amor era algo bueno. No entendían que un amor —el delirio—florece en tu sangre y no hay forma de escapar de él. Pero ahora, todo ha cambiado. Los científicos han sido capaces de erradicar el amor y los gobernantes exigen que todos los ciudadanos reciban la cura cuando cumplan los dieciocho. Lena siempre ha esperado el día en el que sería curada. Una vida sin amor es una vida sin sufrimiento: segura, medida, predecible y feliz. Pero faltando noventa y cinco días para recibir el tratamiento, Lena hace lo impensable: se enamora.

Título original: Delirium
AutorLauren Oliver
Año: 2011
Puntuación: 4.5/5
                                 


Delirium es una novela que se puede apreciar con prejuicios. Desde ya la sinopsis parece muy simple y repetitiva, muy fácil de hacer, que puede ser muy predecible. En eso les puedo conceder la razón. Pero la novela es muy diferente a estos prejuicios. Si bien nuestra protagonista se enamora, como es supuesto y sabido, los acontecimientos que le siguen son dignos de leerlos y apreciarlos.

Las primeras páginas del libro relatan un sueño vívido que nuestra protagonista está padeciendo.  Lena Holoway tiene pesadillas, sueños y miedos que la ansían. Toda su vida le han dicho que todas esas emociones desaparecerán al cumplir los dieciocho años, cuando obtendrá su intervención. 

La novela, sin más preámbulos, de distopía, sucede unos cientos de años de nuestro presente, y afirma un modo de vida en el que el amor—llamado deliriay las emociones pueden ser erradicadas, para no sufrirlas y hacer sufrir a los seres a su alrededor. El mundo es frío y conservador y así lo viven toda la vida; los varones y las mujeres son totalmente separados el uno del otro, tienen toques de queda para prevenir actos de la deliria y son completamente aleccionados a comprender que cualquier síntoma irregular es un síntoma de la grave y epidémica enfermedad.

Lena siempre se muestra ansiosa de obtener su intervención, como casi todas las chicas de la escuela. Quiere deshacerse de las emociones que le provocan el pensar la muerte de su madre y el tener que sentirse sola en la casa de su tía y primas. La evaluación antes de la intervención indicará si está teniendo algún síntoma de la deliria y otorgarle un prometido con el cual vivirá, tendrá hijos y estarán seguros y felices desde que se lleve a cabo su curación.

Como mencioné antes, no pensé que Delirium me fuera a gustar tanto, si bien la idea del amor como enfermedad está muy discurrida en la literatura, tiene otro nivel que sobrepasa a las novelas juveniles que tienen popularidad. Lo primero en principal, es la filosofía de vida que plantea Lauren Oliver durante todo su desarrollo. Las situaciones tienen giros enérgicos y de acción, pero ella los apacigua con un pensamiento de Lena acerca de observarse a sí misma y a los demás desde otras perspectivas.

Lena es una chica muy insegura, alegando ser de pequeña estatura y muy normal, ni mejor ni peor, ni linda ni fea, se siente en un punto medio que la agobia, en especial cuando su mejor amiga Hana es buena para todo. Así se construye a sí misma durante toda su historia, como una persona insegura y con miedo. Miedo a los reguladores que controlan a los ciudadanos, miedo a violar el toque de queda y un miedo profundo a acercase a una persona de su otro sexo que no esté curada. Lena descubre después, que Hana no le tiene miedo a nada de eso. 

Hana me pareció un personaje bastante realista, principalmente porque no es la típica mejor amiga agregada que aparece para decir estupideces o llenar estereotipos. Hana es una chica excéntrica, bondadosa y sin miedo a amar fiestas clandestinas, oír música prohibida y sentir la adrenalina cuando desafía las leyes. Lena sin embargo,  es influenciada por su familia y por como se lo indican los superiores a ella.

Muchos hablan de la  idiotez que tiene la protagonista, de lo insoportable e insufrible que es. Yo estoy agradecida de que la autora nos haya proporcionado un personaje de calidad real, una adolescente tildada de enferma como su madre que tiene un miedo profundo a lo prohibido, y aprecio a órdenes que se le han establecido de pequeña. Es obvio que, si un muchacho curado se le acerca, no va a suceder nada, pero cuando este le confiese su atracción hacia ella y la verdad acerca de su origen, perderá la razón y le tendrá miedo.

“Pero por muchas veces que me lo repita, el extraño sentimiento de vacío en el estómago no se va. Y por ridículo que sea, no puedo quitarme de la cabeza la sensación persistente e incómoda de que algo se me escapa, o se me ha olvidado, o quizá lo he perdido para siempre''

Ahora es esto a lo que se va: el amor es más fuerte que el miedo, y siempre lo va a ser. Por más de que te suene clásico y muy cursi, es la verdad y me gusta verlo bien planteado en palabras. Álex llega a la vida de Lena para enseñarle que la Vida Salvaje, más allá de la frontera no es quienes están atrapados, sino los que viven cegados en donde ella vive. Lena se da cuenta que no tiene miedo y comienza a violar toques de queda, se deja influenciar por Hana y rompe reglas que nunca se imaginó romper, y siente cosas que, en realidad, siempre quiso sentir.

La adición de que 'Romeo y Julieta' sea una historia para aprender las consecuencias del amor, me pareció un detalle bueno y más que ella haya dicho sin pensar en su evaluaciones, con el palpito del corazón que le parecía bello, que el sacrificio no era dolor, si no amor.

“Se me ocurre que esta insensibilidad,esta sensación de distancia, debe ser lo que ella y los demás curados experimientan todo el tiempo: como si hubiera un cristal grueso entre cada persona y los demás, un cristal que lo amortigua todo. Dicen que la cura tiene que ver con la felicidad, pero ahora comprendo que no es así, que nunca ha sido así. Tiene que ver con el miedo.. el miedo al daño"

Delirium está tildada de no ofrecer mucho de su mundo distópico ni explicar muchas cosas, pero para mí es todo lo contrario. La diferencia que encuentro es que Lena no lo explica de forma concisa, como aprenderse una lección de memoria. Los lectores exploran con ella qué sucede en cada caso, cómo funciona su mundo y como se siente ella con eso. Un claro ejemplo es el de las Criptas, donde es visitado y no solo descrito.

En conclusión, me pareció una lectura profunda, llena de pensamientos y filosofía acerca del amor, la prohibición y las mentiras que las masas pueden creer. Los eventos finales, cuando Alex hace su sacrificio también me parecieron bellos. Su romance, además de que fuera un poco demasiado dulce—sin embargo los amores adolescentes no deber ser desestimados, porque lo que se siente, se siente—mostraba una realidad de cómo esta deliria les da sentimientos y pensamientos peligrosos, pero como vale la pena del todo tenerlos, en vez de estar ahogados en una mentira.

Puntuación: 


1 comentario:

  1. Este libro me encantó! estoy deseando leer el tercero porque el segundo ya me lo leí en pocos días. Gracias por la reseña, ¡saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, duda, consulta, queja, pregunta, saludo, comentario o lo que sea de tu parte. Realmente, gracias.